Un lugar histórico y recóndito

El restaurante y bar Spices ofrece un exquisito comedor privado situado discretamente sobre el restaurante, en una espectacular bodega. Con un evocador diseño ideal para uso privado, este comedor puede acoger hasta a 20 personas.

Incluye detalles con carácter como paredes de ladrillo visto y un muro medieval original, que lo convierten en el lugar perfecto para catas de vino, comidas privadas o proposiciones románticas. Además, se puede preparar a petición una gran variedad de paquetes y menús especialmente diseñados por el chef ejecutivo Zdeněk Křížek.

Se recomienda reservar con antelación.

Comedores privados